Secciones

martes, 23 de noviembre de 2010

Inaceptable

Sesenta y cuatro mujeres fallecidas víctima de los malos tratos en España debe catalogarse como una cifra inaceptable, no como una cifra elevada. Incluso una víctima sería inaceptable en un país como España en pleno 2010, aunque la realidad del país, una vez más, va muy por detrás de los tiempos que corren.

Realmente es complicado pensar cómo alguien puede romper unos lazos familiares o afectivos de manera tan cruel. Algunos de ellos recuperan una breve capacidad de raciocinio y se quitan del medio, eso que gana la sociedad, pero el maltratador sigue siendo una especie bastante común en España, ocultos entre una sociedad que clama por una lacra que parecía disminuir el año pasado pero se ha revelado aún muy impregnada.

Para combatir la violencia de género no resulta de mucha ayuda el hecho de que el primer Ministerio de Igualdad de la historia del país haya pasado a ser una simple secretaría de Estado. Realmente no había igualdad en España, por lo que sigue siendo necesario la existencia de un ministerio de este tipo para defender a esas personas que sufren por razón de sexo; hay que recordar que el derecho a la igualdad está recogido en la Constitución.

Casualmente ha sido pasar a un segundo plano el ministerio que dirigía Bibiana Aído para que las primeras planas estén copadas por comentarios no impropios, no desafortunados, sino machistas e inaceptables, caso de Salvador Sostres o Sánchez-Dragó, que han venido a demostrar que en sus pensamientos está muy latente una concepción de la mujer de siglos pasados. Además, el hecho de que sus declaraciones (no me olvido tampoco del alcalde de Valladolid) sean propiedad de personas consideradas intelectuales y formadas, no hace más que legitimar el pensamiento de esos otros machistas que no han tocado un libro. Si ellos lo son, ¿por qué tengo que dejar de serlo yo?

Y quienes tienen que clamar, callan. No sólo con el ministerio desaparecido, sino con personas que tienen la capacidad de sancionar esos comportamientos y pasan de puntillas por el asunto. Isabel San Sebastián e Isabel Linares, directora del programa Alto y Claro y directora general de Telemadrid, respectivamente; han tenido la oportunidad de dar un mensaje a la sociedad poniendo en evidencia a Sostres y Sánchez-Dragó. Primero, como responsables del programa y de la cadena en la que los dos interfectos trabajan; y segundo, como mujeres con cargos relevantes. Muchas víctimas de la violencia de género estarán lamentando su no menos lamentable silencio.

El 25-N se celebra el Día contra la Violencia de Género, pero mucho me temo que, aparte de la palabrería que en ese día se produzca, la situación en España no cambiará, y se seguirá mirando con regocijo los vídeos propagandísticos de las elecciones catalanas.

jueves, 4 de noviembre de 2010

¿Cuál es la referencia?


Ayer se entregaron los premios Ondas, otros más que se suman a la larga lista de premios que se entregan en este país tanto en radio como en televisión, cine, música... Vamos, que sirven para todo.

Cuando uno mira hacia EEUU sabe, de primera mano, que la referencia en cine son los Oscar; en música, los Grammy (los buenos, no los latinos, que son un tanto raros); y en series de TV los Emmy. Miramos en España y podemos elegir. ¿Es más importante un Fotogramas que un TP? ¿O un Ondas que un premio de la ATV? ¿Y los premios de la Asociación de la Prensa de Madrid? Si miramos ya la literatura, podemos morir en el intento de resumirlos: Cervantes, Príncipe de Asturias, Nadal, Planeta, Alfaguara...

Como el debate sobre cuál prevalece es absurdo, habrá que ir comentando los premios según se vayan entregando, en este caso, los Ondas, que es lo más actual en la primera semana de noviembre. Estos premios no los entrega ningún ente independiente, sino que lo hace el grupo PRISA, a través de Radio Barcelona. Por eso, el premio que se ha llevado Hoy por Hoy al mejor programa de radio no puede ser considerado totalmente objetivo, además de que el año pasado también ganó un programa de la cadena SER (Si amanece, nos vamos). Como hay que repartir entre todas las cadenas, han decidido contentar a otro que compite en las mañanas radiofónicas con Carles Francino (Carlos Herrera) y dar el premio a mejor presentadora de TV a Susanna Griso, que sucede en el palmarés a Jorge Javier Vázquez (aquí por lo menos se han dignificado los premios).

En el apartado de televisión, los premios de este año han ido a parar a Pasapalabra (el último reducto de cultura de Telecinco), La hora de José Mota (revitalizando el humor nacional), Águila Roja (haciendo resurgir la calidad de las series españolas) y en la categoría de actores a Paco León y Natalia Verbeke. Experiencia y calidad han hecho olvidar que el año pasado se premiara a Física o Química o al ya citado Jorge Javier Vázquez.

Pero los Ondas no son sólo radio y televisión, también tiene apartados para la publicidad (que difícilmente se podrá ver reflejado en las noticias que lo cubran), que han ido a parar a las agencias Publicis (Renault Megane) y Remo (Bancaja); y para la música, que se lo han repartido entre Alejandro Sanz y Shakira (qué tortura, cinco años después) con una mención a Raphael.

PD. En España se podrá elegir el orden de los apellidos dentro de dos años, y en caso de no avisar, se pondrán por orden alfabético (la cantidad de heráldica que se irá al garete por padres empanados). Un motivo más para los monárquicos que temían que con Leonor se perdiera la dinastía borbónica, vaya por Dios.

martes, 2 de noviembre de 2010

Qué peligro

Hoy hay elecciones en EEUU, aunque como si no las hubiera, porque todos los medios ya dan unos cálculos de cómo quedarán repartidos los votos, y profundizan en lo complicado que lo tendrá Barack Obama para llevar a cabo las reformas que tenía pensadas cuando fue nombrado presidente en 2008. El trabajo que queda por delante en EEUU es tremendo; y su sistema de votos, que hace que todo presidente -sea del bando que sea- esté sometido a un control y censura casi permanente, puede hacer pensar que es imposible que aparezca una figura que sea capaz de revolucionar el país, sus férreas tradiciones y su pensamiento rural. Sería contraproducente que cundiera el pesimismo entre los futuros 'Obama', más teniendo en cuenta que ya asoma un peligro en forma de bolsita de té, que aboga por las más rancias tradiciones de mecedora en el porche y trabuco al alcance de la mano. Pero de este peligro deberían ocuparse en las filas de su propio partido (si es que quieren ocuparse de ello).

Un poquito más al sur se celebra la victoria de Lula en otras elecciones. Un milagro si se tiene en cuenta que Lula no se ha presentado, pero a Dilma Rousseff ya la han tachado de su delfín sin siquiera conocer su programa. Por delante tendrá cuatro años para demostrar que Brasil tiene que seguir siendo una potencia emergente con voz y voto en las principales decisiones del planeta, pero resulta cuanto menos inquietante pensar que todos los miembros de un partido son harina del mismo costal. A mí por lo menos me lo parece.

Y para este fin de semana, el peligro de los peligros, viene el jefe de estado del Vaticano a tierras infieles hispanas (el CIS indica que cada vez el país es menos católico, especialmente entre la juventud). Si viene, no estaría mal que se llevara bajo su regazo a aquellos que han manchado aún más el nombre de su institución, aunque Lombardi ya ha avisado de que los casos de pederastia vienen provocados por la crisis de la familia y el turismo (no sé si se refiere más a los Erasmus o a Sánchez-Dragó...). Como no creo que afronte estos temas en su discurso, el principal peligro estará en esos tinglados llamados misas al aire libre. Los últimos en organizar un evento así terminaron enfangados en el Gürtel. Que no se repita esto por lo menos.