Secciones

viernes, 29 de octubre de 2010

Cabreos


La subida de los sueldos y los presupuestos en el Parlamento Europeo. La desaparición de uno de los referentes del sindicalismo español cuando más se pisotea a los trabajadores. El espacio en portada dedicado a la muerte de un pulpo en comparación con una tragedia en Indonesia. El vertido tóxico de Hungría hoy silenciado. La posibilidad que se aleja de que España organice un Mundial por unos tratos de favor. La superioridad moral que algunos "intelectuales" creen tener en este país. El prestigio del que gozan espacios como Gran Hermano por delante de instituciones como la RAE. La existencia, aún hoy, de grupos como ETA o las FARC. La normalización del concepto asesinato en Ciudad Juárez. La presencia de políticos incompetentes en momentos clave. El aumento del número de víctimas de violencia de género. Los accidentes de tráfico rompe-familias. El olvido en el que ha caído Haití. La decadencia de la universidad española.

Si a usted no le cabrea ni una sola cosa de todo esto... Mi más sincera enhorabuena

jueves, 14 de octubre de 2010

Big show

La sociedad está ávida de noticias positivas, y puede que los medios de comunicación también lo estén, sólo así puede explicarse el aluvión informativo que se ha creado a raíz del rescate de los 33 mineros chilenos en el desierto de Atacama.

Conste, antes de nada, que soy el primero en alegrarme porque el rescate haya sido llevado a cabo con éxito y que los plazos (en parte por el gran trabajo del primer ministro chileno Sebastián Piñera y del ministro de Minería Laurence Golborne) se hayan acortado respecto a los previstos inicialmente.

Lo que ya parece fuera de lugar es el ver cómo se llevó a cabo el minuto a minuto del rescate. En algunos medios incluso ponían un gráfico con la leyenda "Faltan X mineros". Por momentos me pareció que estábamos ante un partido de fútbol o una entrega de premios antes que ante un rescate de 33 vidas en condiciones complicadas.

Por delante quedan las exclusivas, las entrevistas a todos los periódicos y programas del mundo imaginables, y, sobre todo, las mareantes ofertas económicas que les van a llegar a unos personajes que hasta hace poco estaban en el más absoluto anonimato (un ex jugador profesional de fútbol incluido) y ahora son el epicentro del mundo.

Chile estaba necesitado de una noticia tan amable como ésta, pero no basta haberlos rescatado para que se dé un paso adelante. El escritor chileno Letelier escribía que normalmente las minas del desierto de Atacama causaban más muertes y desgracias que alegrías. Ahora es el momento de cambiar eso. ¿Cómo? Con el esfuerzo del gobierno chileno por dignificar las condiciones de trabajo en la zona. Cerrarlo sería contraproducente. 33 mineros podrán vivir el resto de sus días con lo que ganen estas semanas de plató en plató, pero cientos más podrían quedarse sin nada si se toman decisiones en caliente y se cierra la mina. El trabajo aún no ha terminado.

Otra cosa que está por ver es cómo se toman la fama los rescatados. Los supervivientes de la tragedia en los Andes, que dio para la película Viven, no fueron presa de los medios de masas en su día, y además, contaban con el hecho de tener formación. Los mineros no pueden ni hacerse una idea de lo que les espera. Su resistencia moral va a tener que ser, si cabe, más fuerte en el exterior que en la mina.

A ver cuánto tardan en hacer la película, por cierto.

martes, 5 de octubre de 2010

Qué bonito


Verano de 2009. Viajo a cubrir un partido de fútbol en La Nucía. Me encuentro un pueblo mediterráneo sin nada reseñable, hasta que, junto a mis compañeros periodistas alcanzo la Ciudad Deportiva donde va a disputarse el partido. Fuentes, palmeras... Una gran infraestructura. Qué bonito todo, me digo. Vuelvo a Alcalá y pocos días después leo en la prensa que el Ayuntamiento de La Nucía está implicada en el Gürtel.

Verano de 2010. Viaje de placer a Guardamar de Segura, Alicante. Por el camino, pasamos al lado del estadio de fútbol Nueva Condomina y del centro comercial. De noche, espectacular (la contaminación lumínica se percibe a varios kilómetros de distancia). Qué bonito. Hoy aparece en la prensa que todo aquel complejo tan llamativo también estaba envuelto en una trama de corrupción urbanística.

Cuidado a partir de ahora con lo llamativo y bonito, puede estar podrido por dentro. Con razón dice que la verdadera belleza está en el interior y no en la fachada. ¿Estaremos llegando a ese punto en el que tendrá que volver a definirse la palabra bonito y darle una acepción negativa cuando haya que referirse a su origen o a su interior?

lunes, 4 de octubre de 2010

Democracia 1 - Dedocracia 0


El PSM ya tiene candidato a la Comunidad de Madrid. Será finalmente Tomás Gómez, y no Trinidad Jiménez (la favorita del presidente del Gobierno) quien se enfrente a Esperanza Aguirre por la presidencia de la Comunidad.

La victoria de Gómez (ajustada, eso sí), da carpetazo a un asunto que ha dañado mucho la imagen del PSOE, pero que puede haber reforzado la del PSM y, con ella, la del propio Gómez, el primero en contestar internamente a pesos pesados como Zapatero, Rubalcaba o Blanco y llevarse el gato al agua.

La presencia de Trinidad Jiménez no hubiera cambiado mucho el panorama de cara a las elecciones. No entiendo cómo una rival que no ha estado trabajando en la Comunidad en los últimos tres años puede ser considerada óptima para presentarse a unas elecciones. Mientras tanto, Gómez ha aguantado formando equipo, tragando sapos en una zona compleja para el socialismo y callando bocas a diestro y siniestro.

Si antes de las primarias no se conocía al ex alcalde de Parla, a partir de ahora sí que va a ser tenido en cuenta. Su trabajo se ha visto recompensado y no hay quien descarta que pueda ser una alternativa viable a Zapatero, que prosigue con su desgaste imparable.

Los distritos del Centro se han inclinado más por Jiménez que por Gómez, quizá para figurar en una futura lista de Zapatero, cosas del peloteo, mientras que las ciudades han optado por Gómez, el que ha estado durante los últimos años junto a ellos y que no se ha amilanado cuando han querido ponerle una sustituta con más imagen. Me sorprende esto. Los militantes más jóvenes aseguran que entran en política para cambiar la imagen que se tiene de ésta en la sociedad, pero viendo que los militantes socialistas más cercanos a Madrid han preferido bailarle el agua a Zapatero que votar un proyecto que ya estaba trabajado desde hace tiempo, hay serias dudas sobre si realmente la gente entra en política para mejorar las cosas o para mejorarse a sí mismos la vida.

Las elecciones serán un capítulo aparte. El PP de Madrid parece inamovible, y una victoria de Tomás Gómez rozaría lo utópico, pero por lo menos, la democracia ha ganado un asalto a la dedocracia. Gómez tendrá su merecido asalto en las urnas contra Aguirre