Secciones

jueves, 22 de abril de 2010

Gracias Eyjafjalla


Dejó de ser peligrosa la nube de ceniza del volcán Eyjafjalla, uno de los volcanes islandeses (no el más grande, por cierto), que nos ha venido a recordar algunos detalles interesantes a los que habitamos en esto que los políticos llaman Europa y los ciudadanos de a pie, directamente, no entendemos.

Gracias a Eyjafjalla nos hemos dado cuenta de que en Europa no van todos a una, sino veintisiete a veintisiete diferentes. Perdón, antes que nada, a todos aquellos que critican que no hayan salido vuelos, que la nube de ceniza era inofensiva... Hay profesionales que se dedican a ese trabajo, que estudian muchísimo para valorar una serie de datos, y si han decidido que no se podía volar ha sido en favor de preservar muchas vidas. No quiero imaginar la que se hubiera formado de producirse un único accidente de avión en estos días. En ese sentido, mejor prevenir que curar. Cero accidentes, cero víctimas y muchos retrasos, pero cero víctimas, insisto.

El cielo único europeo es una utopía realmente porque en Europa eso del objetivo común son palabras que suenan a chino. Es más, se sigue utilizando el término "unión" cuando en Irlanda pasan un poco del tema siempre y cuando no se les beneficie, en España, Francia y Holanda aún nos preguntamos qué fue eso de la Constitución Europea que nos hicieron votar cuando no existía unidad (aquí por si acaso dijimos que sí, a ver qué pasaba), y directamente hay países de la Unión Europea que no se cortan en decir que no creen en la Unión Europea (República Checa). Luego nos extrañamos de que el presidente de Estados Unidos tenga mayor interés en entablar relaciones con otros países saltándose a la "Unión Europea".

PD. Cambiando de tema y entrando en el mundo del ocio, no me resisto a invitaros a todos a ver el próximo mes de septiembre el regreso de Matt LeBlanc a la televisión. El popular Joey de Friends se interpretará a sí mismo en Episodes, un remake de una serie de la BBC que consiguió un gran éxito. En tres semanas comentaré sobre la serie Karabudjan, que estoy siguiendo estos días, pero mucho va a tener que remontar para que hable bien.



PD2. Esta noche, Atlético - Liverpool. Un partido en el que cualquier apuesta es arriesgada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario