Secciones

martes, 26 de enero de 2010

La respuesta

Cómo gusta llorar a ese grupito de cineastas "elitistas" encabezado por Álex de la Iglesia y Ángeles González-Sinde. La gente piratea y roba sus ideas, según comentan por todo lugar en el que se les pone un micrófono delante. Incluso el pobre De la Iglesia no puede utilizar para su película sobre el tardofranquismo a actores de primer nivel español como Carmen Maura o Juan Luis Galiardo (y curiosamente Almodóvar no tiene problema en reclutar a quien le apetezca para cada película).

Con tanto manifiesto en contra de la piratería alegando que nos estábamos cargando la cultura, que en España tarde o temprano no se volvería a lanzar un disco o una película, incluso a mí me estaba entrando en canguelo. Daba igual que las películas españolas buenas (Celda 211, Ágora, Planet 51...) estuvieran teniendo éxito en las taquillas, yo me sentía mal por Sinde y De la Iglesia, que no comían por mi exacerbado uso del eMule.

Pues resulta que desde hoy no tengo problemas para responderles, en base a una curiosidad acontecida en Santander y Bilbao. Resulta que el creador del cartel de los Carnavales de Santander ha sido acusado de plagio por el de Bilbao, debido a que el diseño de ambos era parecido (). Pues bien, el acusado de plagio ha dicho una frase lapidaria: "Ni siquiera sabía que había Carnavales en Bilbao". Fantástico.

Está visto que las ideas son tan variadas que tienden a volver al origen y a ser parecidas unas con otras (crisis de creatividad). Pero bueno, volviendo al tema del cine, tenía algo que decirles a De la Iglesia y González-Sinde: Señores, ni siquiera sabía que ustedes hacían cine como para piratearlo. Esmérense y verán cómo la gente va a las salas, que a Almodóvar y Amenábar no les va tan mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario