Secciones

lunes, 20 de diciembre de 2010

¿Nos buscamos?


En 2007 comenzaba la carrera de Periodismo. A partir de ese momento, los profesores nos advertían: "Cuidado. Los periódicos desaparecerán en 10 años". Han pasado tres de ese plazo y las voces que claman que el periodismo está en un estado de reencontrarse a sí mismo van aumentando exponencialmente, casi al mismo ritmo que el número de tweets de quien estrena su Blackberry como si fuera el último grito, a pesar de que los vagones de metro están plagados de ellas.

Ciertamente, el periodismo no sabe a dónde va. Tampoco parece que los de dentro estén haciendo mucho por descubrirlo antes de que sus empresas quiebren. Sólo hay que ver las noticias más recientes por todo el mundo para darse cuenta. En Cuba, Guillermo Fariñas, periodista aunque se le cuelgue el cartel de disidente, no puede ir a recoger un premio en reconocimiento a su labor por los Derechos Humanos en Francia. En China, Liu Xiaobo, periodista antes que activista contra el régimen, está guardadito en una cárcel, no vaya a ser que repita otro manifiesto como el de la Carta 08.

Sí, Cuba y China son dos regímenes un tanto oscuros. Pero no es tan ajena esta historia. Julian Assange, australiano residente en Suecia, periodista antes que hacker, ya ha pisado la cárcel mientras que representantes políticos de EEUU, ese país al que ha desnudado ante el mundo con cosas que todos sabíamos pero por fin se han puesto negro sobre blanco, piden sin mayores tapujos su cabeza junto con la del antipatriota que le filtró esos documentos que hoy pueblan los kioscos de prensa de medio mundo.

En el país de los cables, el periodista santo y seña de la CNN (Larry King) ha colgado los tirantes tras 25 años de entrevistas. Las hubo cómodas, incómodas, buenas, menos buenas, trabajadas, improvisadas, pero todas han conformado la carrera periodística de uno de los grandes, que deja un hueco dificil de rellenar. Y precisamente CNN+ nos dice adiós en España, engullida por la factoría de Telecinco, en la que no cabe un canal digital con información, dejando una única alternativa de este tipo en la cada vez más basurera TDT, el Canal 24 Horas, que no hay que olvidar que es público, menos mal. De rebote, el adiós de CNN+ trae consigo un desembarco masivo de trabajadores en el paro, encabezados por Iñaki Gabilondo, uno de los últimos ejemplos que podían tener los estudiantes de esta profesión.

¿Esta gente no tiene relevo? Tenerlo, lo tiene. Jóvenes que aún sueñan con esa posibilidad de trabajar sabiendo que no le van a cortar las alas. De momento, siguen esperando ese momento mientras personajes sin estudios, que están ahí porque caen bien a la gente del barrio, son líderes de audiencia. El pan y circo televisivo obliga a los verdaderos profesionales del periodismo a aceptar trabajos turbios que rara vez cumplen totalmente con la legalidad, pero se aceptan en espera de un futuro mejor.

Mientras estos licenciados esperan, ya está preparada la siguiente hornada. Más de mil nuevos licenciados año tras año de las principales facultades del país. La mayoría, escasamente interesado por los problemas de política internacional, incapaces de reconocer a los periodistas que deberían ser sus referentes a seguir en sus primeros pasos en la profesión y para los que su mayor preocupación volverá a ser el cubata que elegirá esa noche. Hay excepciones, pero se pelearán con los del anterior párrafo por los trabajos oscuros.

El periodismo se sigue buscando a sí mismo, pero cada vez le va a resultar más difícil encontrar a quien le quiera seguir defendiendo.

martes, 23 de noviembre de 2010

Inaceptable

Sesenta y cuatro mujeres fallecidas víctima de los malos tratos en España debe catalogarse como una cifra inaceptable, no como una cifra elevada. Incluso una víctima sería inaceptable en un país como España en pleno 2010, aunque la realidad del país, una vez más, va muy por detrás de los tiempos que corren.

Realmente es complicado pensar cómo alguien puede romper unos lazos familiares o afectivos de manera tan cruel. Algunos de ellos recuperan una breve capacidad de raciocinio y se quitan del medio, eso que gana la sociedad, pero el maltratador sigue siendo una especie bastante común en España, ocultos entre una sociedad que clama por una lacra que parecía disminuir el año pasado pero se ha revelado aún muy impregnada.

Para combatir la violencia de género no resulta de mucha ayuda el hecho de que el primer Ministerio de Igualdad de la historia del país haya pasado a ser una simple secretaría de Estado. Realmente no había igualdad en España, por lo que sigue siendo necesario la existencia de un ministerio de este tipo para defender a esas personas que sufren por razón de sexo; hay que recordar que el derecho a la igualdad está recogido en la Constitución.

Casualmente ha sido pasar a un segundo plano el ministerio que dirigía Bibiana Aído para que las primeras planas estén copadas por comentarios no impropios, no desafortunados, sino machistas e inaceptables, caso de Salvador Sostres o Sánchez-Dragó, que han venido a demostrar que en sus pensamientos está muy latente una concepción de la mujer de siglos pasados. Además, el hecho de que sus declaraciones (no me olvido tampoco del alcalde de Valladolid) sean propiedad de personas consideradas intelectuales y formadas, no hace más que legitimar el pensamiento de esos otros machistas que no han tocado un libro. Si ellos lo son, ¿por qué tengo que dejar de serlo yo?

Y quienes tienen que clamar, callan. No sólo con el ministerio desaparecido, sino con personas que tienen la capacidad de sancionar esos comportamientos y pasan de puntillas por el asunto. Isabel San Sebastián e Isabel Linares, directora del programa Alto y Claro y directora general de Telemadrid, respectivamente; han tenido la oportunidad de dar un mensaje a la sociedad poniendo en evidencia a Sostres y Sánchez-Dragó. Primero, como responsables del programa y de la cadena en la que los dos interfectos trabajan; y segundo, como mujeres con cargos relevantes. Muchas víctimas de la violencia de género estarán lamentando su no menos lamentable silencio.

El 25-N se celebra el Día contra la Violencia de Género, pero mucho me temo que, aparte de la palabrería que en ese día se produzca, la situación en España no cambiará, y se seguirá mirando con regocijo los vídeos propagandísticos de las elecciones catalanas.

jueves, 4 de noviembre de 2010

¿Cuál es la referencia?


Ayer se entregaron los premios Ondas, otros más que se suman a la larga lista de premios que se entregan en este país tanto en radio como en televisión, cine, música... Vamos, que sirven para todo.

Cuando uno mira hacia EEUU sabe, de primera mano, que la referencia en cine son los Oscar; en música, los Grammy (los buenos, no los latinos, que son un tanto raros); y en series de TV los Emmy. Miramos en España y podemos elegir. ¿Es más importante un Fotogramas que un TP? ¿O un Ondas que un premio de la ATV? ¿Y los premios de la Asociación de la Prensa de Madrid? Si miramos ya la literatura, podemos morir en el intento de resumirlos: Cervantes, Príncipe de Asturias, Nadal, Planeta, Alfaguara...

Como el debate sobre cuál prevalece es absurdo, habrá que ir comentando los premios según se vayan entregando, en este caso, los Ondas, que es lo más actual en la primera semana de noviembre. Estos premios no los entrega ningún ente independiente, sino que lo hace el grupo PRISA, a través de Radio Barcelona. Por eso, el premio que se ha llevado Hoy por Hoy al mejor programa de radio no puede ser considerado totalmente objetivo, además de que el año pasado también ganó un programa de la cadena SER (Si amanece, nos vamos). Como hay que repartir entre todas las cadenas, han decidido contentar a otro que compite en las mañanas radiofónicas con Carles Francino (Carlos Herrera) y dar el premio a mejor presentadora de TV a Susanna Griso, que sucede en el palmarés a Jorge Javier Vázquez (aquí por lo menos se han dignificado los premios).

En el apartado de televisión, los premios de este año han ido a parar a Pasapalabra (el último reducto de cultura de Telecinco), La hora de José Mota (revitalizando el humor nacional), Águila Roja (haciendo resurgir la calidad de las series españolas) y en la categoría de actores a Paco León y Natalia Verbeke. Experiencia y calidad han hecho olvidar que el año pasado se premiara a Física o Química o al ya citado Jorge Javier Vázquez.

Pero los Ondas no son sólo radio y televisión, también tiene apartados para la publicidad (que difícilmente se podrá ver reflejado en las noticias que lo cubran), que han ido a parar a las agencias Publicis (Renault Megane) y Remo (Bancaja); y para la música, que se lo han repartido entre Alejandro Sanz y Shakira (qué tortura, cinco años después) con una mención a Raphael.

PD. En España se podrá elegir el orden de los apellidos dentro de dos años, y en caso de no avisar, se pondrán por orden alfabético (la cantidad de heráldica que se irá al garete por padres empanados). Un motivo más para los monárquicos que temían que con Leonor se perdiera la dinastía borbónica, vaya por Dios.

martes, 2 de noviembre de 2010

Qué peligro

Hoy hay elecciones en EEUU, aunque como si no las hubiera, porque todos los medios ya dan unos cálculos de cómo quedarán repartidos los votos, y profundizan en lo complicado que lo tendrá Barack Obama para llevar a cabo las reformas que tenía pensadas cuando fue nombrado presidente en 2008. El trabajo que queda por delante en EEUU es tremendo; y su sistema de votos, que hace que todo presidente -sea del bando que sea- esté sometido a un control y censura casi permanente, puede hacer pensar que es imposible que aparezca una figura que sea capaz de revolucionar el país, sus férreas tradiciones y su pensamiento rural. Sería contraproducente que cundiera el pesimismo entre los futuros 'Obama', más teniendo en cuenta que ya asoma un peligro en forma de bolsita de té, que aboga por las más rancias tradiciones de mecedora en el porche y trabuco al alcance de la mano. Pero de este peligro deberían ocuparse en las filas de su propio partido (si es que quieren ocuparse de ello).

Un poquito más al sur se celebra la victoria de Lula en otras elecciones. Un milagro si se tiene en cuenta que Lula no se ha presentado, pero a Dilma Rousseff ya la han tachado de su delfín sin siquiera conocer su programa. Por delante tendrá cuatro años para demostrar que Brasil tiene que seguir siendo una potencia emergente con voz y voto en las principales decisiones del planeta, pero resulta cuanto menos inquietante pensar que todos los miembros de un partido son harina del mismo costal. A mí por lo menos me lo parece.

Y para este fin de semana, el peligro de los peligros, viene el jefe de estado del Vaticano a tierras infieles hispanas (el CIS indica que cada vez el país es menos católico, especialmente entre la juventud). Si viene, no estaría mal que se llevara bajo su regazo a aquellos que han manchado aún más el nombre de su institución, aunque Lombardi ya ha avisado de que los casos de pederastia vienen provocados por la crisis de la familia y el turismo (no sé si se refiere más a los Erasmus o a Sánchez-Dragó...). Como no creo que afronte estos temas en su discurso, el principal peligro estará en esos tinglados llamados misas al aire libre. Los últimos en organizar un evento así terminaron enfangados en el Gürtel. Que no se repita esto por lo menos.

viernes, 29 de octubre de 2010

Cabreos


La subida de los sueldos y los presupuestos en el Parlamento Europeo. La desaparición de uno de los referentes del sindicalismo español cuando más se pisotea a los trabajadores. El espacio en portada dedicado a la muerte de un pulpo en comparación con una tragedia en Indonesia. El vertido tóxico de Hungría hoy silenciado. La posibilidad que se aleja de que España organice un Mundial por unos tratos de favor. La superioridad moral que algunos "intelectuales" creen tener en este país. El prestigio del que gozan espacios como Gran Hermano por delante de instituciones como la RAE. La existencia, aún hoy, de grupos como ETA o las FARC. La normalización del concepto asesinato en Ciudad Juárez. La presencia de políticos incompetentes en momentos clave. El aumento del número de víctimas de violencia de género. Los accidentes de tráfico rompe-familias. El olvido en el que ha caído Haití. La decadencia de la universidad española.

Si a usted no le cabrea ni una sola cosa de todo esto... Mi más sincera enhorabuena

jueves, 14 de octubre de 2010

Big show

La sociedad está ávida de noticias positivas, y puede que los medios de comunicación también lo estén, sólo así puede explicarse el aluvión informativo que se ha creado a raíz del rescate de los 33 mineros chilenos en el desierto de Atacama.

Conste, antes de nada, que soy el primero en alegrarme porque el rescate haya sido llevado a cabo con éxito y que los plazos (en parte por el gran trabajo del primer ministro chileno Sebastián Piñera y del ministro de Minería Laurence Golborne) se hayan acortado respecto a los previstos inicialmente.

Lo que ya parece fuera de lugar es el ver cómo se llevó a cabo el minuto a minuto del rescate. En algunos medios incluso ponían un gráfico con la leyenda "Faltan X mineros". Por momentos me pareció que estábamos ante un partido de fútbol o una entrega de premios antes que ante un rescate de 33 vidas en condiciones complicadas.

Por delante quedan las exclusivas, las entrevistas a todos los periódicos y programas del mundo imaginables, y, sobre todo, las mareantes ofertas económicas que les van a llegar a unos personajes que hasta hace poco estaban en el más absoluto anonimato (un ex jugador profesional de fútbol incluido) y ahora son el epicentro del mundo.

Chile estaba necesitado de una noticia tan amable como ésta, pero no basta haberlos rescatado para que se dé un paso adelante. El escritor chileno Letelier escribía que normalmente las minas del desierto de Atacama causaban más muertes y desgracias que alegrías. Ahora es el momento de cambiar eso. ¿Cómo? Con el esfuerzo del gobierno chileno por dignificar las condiciones de trabajo en la zona. Cerrarlo sería contraproducente. 33 mineros podrán vivir el resto de sus días con lo que ganen estas semanas de plató en plató, pero cientos más podrían quedarse sin nada si se toman decisiones en caliente y se cierra la mina. El trabajo aún no ha terminado.

Otra cosa que está por ver es cómo se toman la fama los rescatados. Los supervivientes de la tragedia en los Andes, que dio para la película Viven, no fueron presa de los medios de masas en su día, y además, contaban con el hecho de tener formación. Los mineros no pueden ni hacerse una idea de lo que les espera. Su resistencia moral va a tener que ser, si cabe, más fuerte en el exterior que en la mina.

A ver cuánto tardan en hacer la película, por cierto.

martes, 5 de octubre de 2010

Qué bonito


Verano de 2009. Viajo a cubrir un partido de fútbol en La Nucía. Me encuentro un pueblo mediterráneo sin nada reseñable, hasta que, junto a mis compañeros periodistas alcanzo la Ciudad Deportiva donde va a disputarse el partido. Fuentes, palmeras... Una gran infraestructura. Qué bonito todo, me digo. Vuelvo a Alcalá y pocos días después leo en la prensa que el Ayuntamiento de La Nucía está implicada en el Gürtel.

Verano de 2010. Viaje de placer a Guardamar de Segura, Alicante. Por el camino, pasamos al lado del estadio de fútbol Nueva Condomina y del centro comercial. De noche, espectacular (la contaminación lumínica se percibe a varios kilómetros de distancia). Qué bonito. Hoy aparece en la prensa que todo aquel complejo tan llamativo también estaba envuelto en una trama de corrupción urbanística.

Cuidado a partir de ahora con lo llamativo y bonito, puede estar podrido por dentro. Con razón dice que la verdadera belleza está en el interior y no en la fachada. ¿Estaremos llegando a ese punto en el que tendrá que volver a definirse la palabra bonito y darle una acepción negativa cuando haya que referirse a su origen o a su interior?

lunes, 4 de octubre de 2010

Democracia 1 - Dedocracia 0


El PSM ya tiene candidato a la Comunidad de Madrid. Será finalmente Tomás Gómez, y no Trinidad Jiménez (la favorita del presidente del Gobierno) quien se enfrente a Esperanza Aguirre por la presidencia de la Comunidad.

La victoria de Gómez (ajustada, eso sí), da carpetazo a un asunto que ha dañado mucho la imagen del PSOE, pero que puede haber reforzado la del PSM y, con ella, la del propio Gómez, el primero en contestar internamente a pesos pesados como Zapatero, Rubalcaba o Blanco y llevarse el gato al agua.

La presencia de Trinidad Jiménez no hubiera cambiado mucho el panorama de cara a las elecciones. No entiendo cómo una rival que no ha estado trabajando en la Comunidad en los últimos tres años puede ser considerada óptima para presentarse a unas elecciones. Mientras tanto, Gómez ha aguantado formando equipo, tragando sapos en una zona compleja para el socialismo y callando bocas a diestro y siniestro.

Si antes de las primarias no se conocía al ex alcalde de Parla, a partir de ahora sí que va a ser tenido en cuenta. Su trabajo se ha visto recompensado y no hay quien descarta que pueda ser una alternativa viable a Zapatero, que prosigue con su desgaste imparable.

Los distritos del Centro se han inclinado más por Jiménez que por Gómez, quizá para figurar en una futura lista de Zapatero, cosas del peloteo, mientras que las ciudades han optado por Gómez, el que ha estado durante los últimos años junto a ellos y que no se ha amilanado cuando han querido ponerle una sustituta con más imagen. Me sorprende esto. Los militantes más jóvenes aseguran que entran en política para cambiar la imagen que se tiene de ésta en la sociedad, pero viendo que los militantes socialistas más cercanos a Madrid han preferido bailarle el agua a Zapatero que votar un proyecto que ya estaba trabajado desde hace tiempo, hay serias dudas sobre si realmente la gente entra en política para mejorar las cosas o para mejorarse a sí mismos la vida.

Las elecciones serán un capítulo aparte. El PP de Madrid parece inamovible, y una victoria de Tomás Gómez rozaría lo utópico, pero por lo menos, la democracia ha ganado un asalto a la dedocracia. Gómez tendrá su merecido asalto en las urnas contra Aguirre

sábado, 14 de agosto de 2010

Susto y censura


Leo con preocupación dos noticias de dos puntos tan diferentes pero parecidos entre sí como Francia e India.

En Francia, Nicolas Sarkozy, de cara a las elecciones de 2012, comienza a agitar las brasas del miedo a la inmigración, con medidas dedicadas a quitar la nacionalidad a los inmigrantes que hayan cometido algún tipo de crimen, además de alentar la expulsión de los gitanos del país. No es la primera de este tipo de Sarkozy, que ya quiso preparar un examen con la esencia del país galo. Quizá se le olvida el alto grado de descendencia francesa que tiene en otros países a lo largo y ancho del planeta; o los problemas sucedidos hace cinco años en los barrios de la periferia de París, con mucha mayor fuerza humana, aunque menor económicamente que de los barrios de la 'jet-set'.

En India, mientras, el Gobierno plantea bloquear Google y Skype, dos de las empresas más potentes en materia de comunicación a través de Internet. De este modo, la democracia más grande del planeta (entendida en términos de población), comienza a tomar medidas al estilo chino, norcoreano, sirio o cubano.

¿Dónde está el paralelismo? Es un simple método para atemorizar a las sociedades francesa e india, y así desviar el foco de lo que realmente tienen que esconder ambos Gobiernos. Las medidas de tinte xenófobo de Sarkozy, aplaudidas por la Liga Norte de Italia, vienen a correr un tupido velo sobre el caso Bettencourt, en el que está implicado el ministro de Trabajo, Eric Woerth, y que apunta a un posible trato de favor económico hacia el partido de Sarkozy en las elecciones por parte de la propietaria de una de las fortunas más importantes del mundo, la del imperio L'Oréal comandado por Liliane Bettencourt.

En India, para disfrazar la medida del bloqueo a Google y Skype y justificar un futuro control de los mensajes que se envíen a través de blackberrys, se utiliza el camuflaje del terrorismo. Los gravísimos atentados sucedidos en Bombay han sido la "excusa". Hay que proteger la seguridad nacional, por lo que la gente no puede estar comunicada con el resto del mundo ni entre ellas mismas con la mínima privacidad que un ser humano debería tener.

Llama la atención que quienes tienen el poder utilicen estas estratagemas para seguir manteniéndolo de una forma cada vez más autoritaria y menos liberal. La revolución tecnológica ha pillado a contrapié a muchos gobiernos en todo el mundo, y muchos no han tenido más remedio que utilizar la censura para controlar una posible pérdida del poder. India y China, con una población con potencial para conseguir todo aquello que se propongan, ya están en el camino para establecer un autoritarismo que nada tiene que envidiar al de los regímenes totalitarios del siglo XX. Éstos cuentan con la ventaja de que son tolerados por la ONU.

lunes, 26 de julio de 2010

Derribo


Florentino Pérez ha conseguido en dos días consecutivos cerrar un ciclo histórico en el Real Madrid. Lo ha hecho, casualidad o no, cuando media España estaba más atenta de las victorias de Alonso, Lorenzo y Contador en tres deportes en los que España es ahora mismo potencia mundial indiscutible; y lo ha hecho como dos de los mayores símbolos del madridismo en la última década no han merecido: con una rueda de prensa en mitad del verano, con los focos bastante más lejos del Bernabéu de lo habitual.

Que la gente que fue a ver a Raúl fuera muchísimo menor en número a la que fue a la presentación de Cristiano Ronaldo no significa que el Real Madrid quiera mucho más al de Madeira que a Raúl, más bien al revés. Lo que ocurre es que esa maquinaria de mercadotecnia capitaneada por Florentino Pérez ha decidido no darle la misma publicidad a un evento que a otro.

Los números de Raúl y Guti son tan amplios que no basta una columna para relatarlos y analizarlos en profundidad, y el amor que siente el aficionado merengue por estos dos genios tan distintos entre sí (uno especializado en el oportunismo y la garra y otro en el talento en bruto) también alcanza límites insospechados.

No me cabe ninguna duda que en dos ciudades tan alejadas de Madrid como son Gelsenkirchen y Estambul latirá más sentimiento madridista con las camisetas del Schalke y el Besiktas que en muchas de las zamarras que luzcan el escudo madridista en el Bernabéu.

El fútbol seguirá siendo pasión, aunque símbolos como Raúl y Guti hayan sido desterrados por la puerta de atrás de un reino que por trabajo, dedicación y sentimiento les pertenecerá allá donde vayan. Por fortuna, el brazalete cae en las manos de un tal Casillas, otro que sabe lo que implica ese escudo.

lunes, 12 de julio de 2010

Detalles de grandeza


Existen dos tipos de campeones: los que ganan y se llevan la gloria, y los que ganan y quieren compartir el momento con los demás. Los de la ‘Roja’ entran en el segundo grupo. Muy grande fue Iniesta durante todo el partido, poniendo en evidencia a los navajeros Van Bommel y De Jong con una sucesión de recursos sólo al alcance del ‘6’. Pero realmente me rendí a ese pequeño genio con denominación de origen de Albacete cuando se quitó la camiseta y leí su leyenda.

Difícilmente algún aficionado podría esperar que en su camiseta interior estuviera la dedicatoria a Daniel Jarque, el ex jugador del Espanyol fallecido en la pasada pretemporada, y su mejor amigo. Fábregas también tuvo un detalle en su día cuando marcó un gol con el Arsenal y mostró una camiseta ‘gunner’ con el nombre y el número de Jarque. Pero no terminó todo ahí. Sergio Ramos también tenía algo guardado, concretamente desde la final de la Eurocopa en el Prater de Viena. En esa camiseta aparecía la sonrisa imborrable de Antonio Puerta, también gran amigo del de Camas, y uno de los casos que más ha conmocionado al fútbol español.

La RFEF invitó a la final a los que estuvieron en la Eurocopa y no fueron convocados para ir a Sudáfrica: Diego López, Marcos Senna, Santi Cazorla y Dani Güiza. Por todo ello, este Mundial no tiene sólo 23 campeones. Son muchos más, son todos los jugadores de la Liga española, los que ya no están, los que no fueron convocados y los que nunca lo serán, pero ayer saltaron desde sus casas como si el gol lo hubieran marcado ellos mismos. Muchas líneas se han escrito sobre la conveniencia o no de convocar a jugadores como Marchena o Víctor Valdés. Pues bien, viendo su implicación, su alegría, sus carreras por la banda junto al infatigable Pepe Reina, a uno se le quitan todas las dudas. Están ahí porque son el mejor grupo humano jamás visto en una competición deportiva. Pero no todo se ciñe al césped y al banquillo.

En las gradas, Pau Gasol y Rafa Nadal vibrando como el que más, y seguro que en Inglaterra, Fernando Alonso celebrando lo que a primera hora de la tarde se le negó. Un nuevo triunfo español en el mundo del deporte, y ya comienzan a ser incontables. Como se escribió en un popular diario norteamericano: “Cuidado con los españoles como les dé por jugar al cricket”. No se nos da bien este deporte, pero de momento la expansión española ya alcanza Johannesburgo, y lo que queda.

domingo, 6 de junio de 2010

Espectáculo


No llegué a comprender realmente la trascendencia de Rock in Rio hasta que no vi los espectáculos de anoche. Tras comenzar con Macaco, Pereza y los eternos Bon Jovi, pensé que eso sería la tónica. Conciertos espectaculares en vena. Me sorprendió que además de todo eso fuera una fiesta capaz de integrar a dos ideas de la música tan diferentes como Rihanna y Calle 13 y el resultado fuera sobresaliente.

El concierto de los boricuas fue un auténtico despliegue físico por parte de Visitante y Residente, dos referencias en la música centroamericana que beben de la mejor fuente posible, Orishas. No sé si este grupo habrá tocado ante tanta gente, pero ver la cantidad de personas que les hacían los coros a cada una de sus canciones era realmente sorprendente, sobre todo porque muchos no conocían sus canciones, simplemente venían por ver a Rihanna y/o Shakira, pero ahí estaban, en pleno canto a la integración de culturas a través de la música.

Y luego llegó Rihanna, la reina del R&B con sus letras plagadas de desesperanza y depresión, salidas del corazón de alguien muy joven que se enfrentó a la fama casi sin ningún tipo de protección. A pesar de sus letras oscuras, a la bahameña se le veía feliz, su sonrisa le delataba cuando notaba a las 85.000 personas seguir cada letra de sus canciones, y sus ojos se mostraban agradecidos cuando la inmensa capa de rímel en sus pestañas les dejaban lucirse.

Intenté quedarme para ver a Shakira, el gran espectáculo previsto de la noche, pero apenas pude mantenerme, así que me queda esperar a que pase el Día de la Familia (me atrae más bien poco el cartel de hoy) y que llegue ese concierto de Metallica que está predestinado a marcar un antes y un después en la historia de Rock in Rio, un festival con 25 años de existencia, y de Arganda del Rey, que no se ha visto en una igual nunca.

PD. Queda poco para el Mundial, todo en España debería estar preparado para disfrutar de un torneo en el que, por primera vez, la Roja parte como favorita. ¿Todo? No. Un grupo de irreductibles e infantiles "patriotas" quieren ganar su parte de protagonismo en una fiesta a la que no han estado invitados nunca. Son poquitos, pero dan guerra en Facebook pidiendo que a la Selección española no se la conozca como "la Roja". Señores, se han equivocado, la Guerra Civil no se lucha aquí, en 2010, fue hace muchos años. Se fabrican una máquina del tiempo y retroceden hasta allí si les apetece, pero en Sudáfrica se juega al fútbol nada más. La camiseta de la Selección es roja, de ahí que se la denomine "la Roja". Es fácil, es simple, no tiene más lecturas posibles. Es más, paseemos por el mundo. ¿Argentina? La albiceleste. ¿Brasil? La verdeamarelha, ¿Chile? La Roja (Anda, si hay dos, qué dolor para la patria) ¿Italia? La azzurra. Como pueden comprobar, coincide el color con el que se conoce a estas selecciones con el de su camiseta. Bueno, me despido y me pongo la Roja, la cual pienso vestir orgullosamente cada vez que la Selección juegue, aunque a alguno le haga sangrar sus patrióticos oídos

jueves, 27 de mayo de 2010

¡Extra, extra!


¡Llega el iPad a España! ¿Estáis preparados para tener un aparato completamente nuevo que no aporta nada nuevo salvo la tranquilidad de saber que estáis a la última si lo compráis?

El nuevo juguetito de Apple espera con la forma de un portátil en las estanterías de las tiendas, pero no es un portátil. Puede ser considerado el hermano mayor del iPhone, pero no es un teléfono móvil. ¿Entonces qué es? Algo nuevo, sin más.

Da igual que no puedas hacer multitarea en él, es decir, que tengas que ir abriendo todas las aplicaciones de una en una; ni hacer fotos porque viene sin cámara, ni que no puedas abrir .pdf en él; ni siquiera que no tenga puertos USB... Todo eso da igual, porque llevarlo significará ser cool, como Steve Jobs.

Además, este nuevo aparato le declara la guerra a la tecnología flash. Jobs cree que este modo de utilizar Internet, extendido prácticamente en todas las páginas web del planeta, se extinguirá más pronto que tarde, en torno a 2012, para dar paso al HTML5. Claro, ahora que caigo, en 2012 se acaba el mundo, qué pícaro este Jobs.

Pero no todo es malo, su tamaño y su ligereza hacen que sea muy manejable para leer o navegar (no al mismo tiempo), en la cama, por ejemplo, como si fuera un e-book más caro de lo habitual. Además, su batería puede durar 10 horas (quizá porque ahorra mucho al no tener multitarea como todo portátil de vecino), y su pantalla no daña la vista (menos mal).

Pues nada, mañana todos a la tienda, que al primero que esté en la cola del Media Markt le regalará Mourinho el primer iPad, con la condición de que dé el dinero a una ONG.

sábado, 22 de mayo de 2010

Dos caminos


Utilizo el mismo titular que en mi columna de opinión de Diario de Alcalá para esta final porque realmente no hay otro. Inter vs. Bayern; Mourinho vs. Van Gaal. Dos filosofías para alcanzar el éxito se enfrentan en Madrid para ver quién es el campeón de Europa. Posiblemente, esta Champions habrá que apuntarla en el haber del entrenador vencedor más que de cualquiera de los jugadores que pisarán el Bernabéu.

Y no son cojos los jugadores: Julio César, un portero top-3 actualmente que fue decisivo en la semifinal ante el Barcelona; Zanetti, que cumple 700 partidos jugando al más alto nivel con el Inter (algo no suficiente para ir convocado con Argentina); Eto'o, que puede igualar a Alfredo di Stéfano como único jugador que ha marcado en tres finales distintas; Schweinsteiger, rodillo alemán por excelencia y futuro capitán de la Männschaft reconvertido a centrocampista; Robben, futbolista cuya fragilidad sólo se ve superada por su tremenda exquisitez; Ivica Olic o Hamit Altintop, máximos estandartes del fútbol de guerrillas croata y turco, en el que si te duermes, estás muerto...

Por el camino han quedado muchos equipos en la cuneta: desde el sexto proyecto abortado del Real Madrid hasta el Barcelona del mito de Guardiola, pasando por las sorpresas francesas de Lyon y Burdeos, el sonado fracaso de un Liverpool y una Juventus en descomposición; la simpatía del Rubin o el babélico CSKA de Moscú. Muchas horas de espectáculo que dignifican esta competición, la Champions League, uno de los pocos torneos del planeta donde ser el mejor no es suficiente para alcanzar la gloria.

Para mí será siempre favorito el Inter, a pesar del gran respeto que tengo por Louis van Gaal, que en España pasará a la historia por una frase aislada que lo etiquetó como personaje caricaturesco, mientras que en el resto del mundo se le tiene como uno de los grandes gurús del banquillo, lo que realmente es. Pero enfrente tiene a José Mourinho, el sucesor natural de Helenio Herrera, un técnico al que nada puede sorprender en el mundo del fútbol, que sabe ganar partidos desde la rueda de prensa (Rijkaard lo sabe) y en el campo con planteamientos antiestéticos pero efectivos. Creo que será él el que emule a Ernst Happel y Ottmar Hitzfeld, únicos entrenadores que han ganado dos Champions League en equipos diferentes, pero sobre todo creo que esta noche en el Bernabéu se citan las dos libretas más profundas del deporte rey.

sábado, 1 de mayo de 2010

Segundas partes


No es que Jon Favreau haya hecho una secuela de Iron Man mala. Simplemente, se puso el listón demasiado alto con la primera entrega. Iron Man 2 es una película agradecida con el espectador palomitero que quiere ir al cine a última hora del día para olvidarse de una larga semana de trabajo, relajarse en una butaca durante 124 minutos, y disfrutar de unos efectos sonoros que se suceden a toda velocidad atropelladamente y con estrépito.

La primera media hora de película augura mucho y muy bueno. Genial la acidez del guión, que no dejaba títere con cabeza, empezando por la antipática Corea del Norte y terminando con los propios Estados Unidos. Iron Man es un personaje hecho a la medida de Robert Downey Jr. (o viceversa), lo que hace que la película sea digerida con mayor facilidad, aunque la agilidad del guión desaparece en favor de la acción pura y dura, para relajar las mentes y disfrutar con la mala leche de los mecánicos super héroes de la Marvel.

El reparto, notable. A la calidad que Downey Jr. imprime en cada una de sus películas (aunque su mejor actuación para mí siga siendo la de Tropic Thunder), se une el talento natural de Don Cheadle (Hotel Ruanda, Crash y la muy recomendable En algún lugar de la memoria), la sobriedad de Gwyneth Paltrow, infravalorada en muchas ocasiones; y el descubrimiento de Scarlett Johansson como heroína de acción, un nuevo papel para la joven actriz que saldó con muy alta nota. Lo negativo: Sam Rockwell, su caracterización en el papel de villano me recordó por momentos al nefasto papel de Jim Carrey como Enigma en Batman Forever. Mickey Rourke no alcanzó el nivel de El luchador, y el breve papel de Samuel L. Jackson basta para enganchar al público a ver Los vengadores, que se estrenará el 4 de mayo de 2012.

Cabe destacar algún guiño en la película al Capitán América, que también aparecerá en Los vengadores, así como alguna que otra banderita americana. Posiblemente éste sea uno de los recursos más en boga en Hollywood para poder subvencionar las películas sin necesidad de recurrir al Estado. Las barras y las estrellas tienen un poder desconocido para nosotros, y realmente agradan al americano medio, que sale del cine un poco más orgulloso de ser yankee, aunque siempre terminen necesitando la ayuda de Iron Man, Spider-Man, Batman, etc.

jueves, 22 de abril de 2010

Gracias Eyjafjalla


Dejó de ser peligrosa la nube de ceniza del volcán Eyjafjalla, uno de los volcanes islandeses (no el más grande, por cierto), que nos ha venido a recordar algunos detalles interesantes a los que habitamos en esto que los políticos llaman Europa y los ciudadanos de a pie, directamente, no entendemos.

Gracias a Eyjafjalla nos hemos dado cuenta de que en Europa no van todos a una, sino veintisiete a veintisiete diferentes. Perdón, antes que nada, a todos aquellos que critican que no hayan salido vuelos, que la nube de ceniza era inofensiva... Hay profesionales que se dedican a ese trabajo, que estudian muchísimo para valorar una serie de datos, y si han decidido que no se podía volar ha sido en favor de preservar muchas vidas. No quiero imaginar la que se hubiera formado de producirse un único accidente de avión en estos días. En ese sentido, mejor prevenir que curar. Cero accidentes, cero víctimas y muchos retrasos, pero cero víctimas, insisto.

El cielo único europeo es una utopía realmente porque en Europa eso del objetivo común son palabras que suenan a chino. Es más, se sigue utilizando el término "unión" cuando en Irlanda pasan un poco del tema siempre y cuando no se les beneficie, en España, Francia y Holanda aún nos preguntamos qué fue eso de la Constitución Europea que nos hicieron votar cuando no existía unidad (aquí por si acaso dijimos que sí, a ver qué pasaba), y directamente hay países de la Unión Europea que no se cortan en decir que no creen en la Unión Europea (República Checa). Luego nos extrañamos de que el presidente de Estados Unidos tenga mayor interés en entablar relaciones con otros países saltándose a la "Unión Europea".

PD. Cambiando de tema y entrando en el mundo del ocio, no me resisto a invitaros a todos a ver el próximo mes de septiembre el regreso de Matt LeBlanc a la televisión. El popular Joey de Friends se interpretará a sí mismo en Episodes, un remake de una serie de la BBC que consiguió un gran éxito. En tres semanas comentaré sobre la serie Karabudjan, que estoy siguiendo estos días, pero mucho va a tener que remontar para que hable bien.



PD2. Esta noche, Atlético - Liverpool. Un partido en el que cualquier apuesta es arriesgada.

miércoles, 21 de abril de 2010

En deuda


Se ha confirmado la trágica noticia para la que nos veníamos preparando desde ayer. Juan Antonio Samaranch, presidente honorífico del Comité Olímpico Internacional, ha fallecido a los 89 años. Por desgracia, en España gusta mucho el reconocimiento post-mortem, mucho más que el reconocimiento en vida, y me incluyo entre ellos. Al leer la noticia, he recordado cómo, durante la Asamblea del COI en Copenhague donde se eligió la sede de los Juegos Olímpicos de 2016, muchos nos tomamos como un gesto simpático cuando Samaranch pidió a sus colegas del COI como último favor unas nuevas Olimpiadas en su país. Nos pareció simpático porque en la memoria deportiva de España siempre ha estado Samaranch. Era una figura vital, y ninguno podía imaginarse que algún día dejaría de estar. Era eterno. El deporte español es hoy lo que es gracias, en un porcentaje amplísimo, a él.

Estamos en deuda con Samaranch. Él consiguió traer los Juegos Olímpicos a Barcelona en 1992, punto de inflexión en nuestra historia reciente. A partir de ahí, se puede considerar a España una potencia deportiva. Antes de eso, algunos oasis (el Real Madrid de las cinco Copas de Europa consecutivas, Manolo Santana o Paquito Fernández Ochoa, la plata de baloncesto de Los Angeles '84...), pero no había una continuidad de grandes deportistas españoles. Aquellos Juegos Olímpicos sirvieron para que la ciudad condal viviera una transformación bestial que la han convertido en una de las urbes más europeas que se le vienen a uno a la mente.

En 1992 nos enamoramos de Cobi y de una estirpe de deportistas españoles (Abel Antón, Pep Guardiola...) que han dado muchas tardes de alegría a nuestra sociedad. Pero la labor de Samaranch no se detuvo ahí. Mientras su semilla crecía en nuestras fronteras, dentro del COI, un mundo oscuro en el que las amistades pueden más que la valía, se hizo el auténtico amo y señor del espíritu olímpico. Su sucesor, Jacques Rogge, no puede hacer sino continuar con su magna labor, pero sabiendo que el mejor presidente que ha conocido el COI en su historia no será él, sino Samaranch.

Samaranch fue pionero en muchas cosas, y también llevó los Juegos Olímpicos por primera vez a China, donde los derechos humanos son un campo desconocido. Lo serán, y lo condenamos, sí; pero esos Juegos Olímpicos de Pekín reunieron a una constelación de deportistas como nunca antes se había juntado. Sólo en Pekín hemos visto a Michael Phelps doblegar a un mito de la natación como Mark Spitz con ocho medallas de oro, incluyendo una final agónica y polémica ante Milorad Cavic. En Pekín también estuvieron auténticos leones como Usain Bolt, riéndose de los cronómetros; Rafael Nadal sometiendo al mundo a su raqueta; o Lionel Messi guiando a una magnífica albiceleste hacia el oro.

Ahora el deporte se queda sin uno de sus mejores guías. Queda Jacques Rogge, un eficiente presidente del COI, quien algún día tendrá que dar su brazo a torcer y otorgar a Madrid esos Juegos Olímpicos que merece. También queda su hijo, Juan Antonio Samaranch Salisachs, que tiene la bonhomía de su padre, algo que ya es mucho; y quedamos los aficionados al deporte, los españoles, quienes estamos y estaremos siempre en deuda con esta gran figura de la historia de España.

martes, 6 de abril de 2010

Recuperación


Buenas tardes.

Llevo un tiempo sin poder escribir causado en gran parte por la preparación y la cobertura de la Semana Santa. Por suerte ya pasó, eso sí, no estoy aún recuperado del todo (sigo soñando con procesiones). Lamentablemente sobre esta tradición religiosa no se puede establecer debate, ya que si alguien se postula en contra es un irrespetuoso de las tradiciones españolas grabadas a fuego durante años y años. Me parece perfecto que sea una tradición, pero si se mantuviera con dinero exclusivamente privado y no con ayuda de las arcas públicas me parecería aún mejor.

En estos días tras la desconexión santa y el apagón analógico, se ha celebrado el centenario de la Gran Vía. Nos hemos quedado sin noticias en España. O eso, o la trama Gürtel nos ha anestesiado ya del todo, que también puede ser. Noticia sería que Mazinger Z apareciera en la Gran Vía destruyéndolo todo como en esta foto que me he encontrado por la red. Ah, por cierto, mañana la calle Río Esla cumple 17 años, felicitémosla también y que vengan los Reyes a hacer algo reseñable.

Entre tanta noticia bomba, me resulta complicado y doloroso decantarme por el Barcelona - Arsenal. ¿Seré un insensible pasando de las calles centenarias y prestando atención a uno de los mejores partidos de fútbol que se pueden presenciar? No importa, a las 20.45 me pondré mi camiseta del Barça y a animar a los de Guardiola, que están ante el escalón más difícil para llegar a la final de Madrid. No veo al Inter como rival peligroso, no es que estén jugando bien o mal, es que no juegan a nada, y esos equipos no merecen llegar a las finales.

Es raro que Antena 3 haya colocado el estreno de la serie Karabudjan el mismo día del partido del Barça. ¿Nadie les ha dicho que las audiencias se las lleva el fútbol? Esta serie de Hugo Silva es una de sus apuestas fuertes para la primavera (sólo seis capítulos), y no parece que su inicio vaya a ser la bomba. Bueno, por lo menos se aseguran que Marcelo lo vea, ya que a él los partidos de su máximo rival por la Liga le resbalan. Esperemos que Sergio Ramos se haya adaptado bien al apagón analógico y haya sintonizado bien su antena para ver el fútbol o Karabudjan, o lo que sea.

Por cierto, lo del apagón analógico ha sido una gran estrategia para chatarreros, la de reproductores de vídeo que se han tenido que ir a la basura funcionando perfectamente. Y todo por ver la misma bazofia televisiva multiplicada por siete.

Bueno, lo dicho, voy a rescatar del armario mi camiseta de Messi y a prepararme para el espectáculo. Pase lo que pase, de este partido saldrá el campeón de Europa, sea gunner o culé.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Goodbye Mao


Qué contentos andaban los de Microsoft viendo los palos que le llegaban a Google desde todos los lados. La justicia italiana, webs de Reino Unido, Francia y Alemania... Hasta el usuario medio miraba con recelo esa página de diseño simple que miles de nosotros tenemos como página de inicio.

Parecía que Google era el malo, pero vaya usted a saber por qué, han dado un golpe de efecto para volver a colocarse en el tablero de las empresas más influyentes (me resisto a decir lo de modélica) del mundo.

Google se ha ido de China al no aceptar su censura (tres años después de haber firmado un contrato en el que la acataba, cierto es) y se ha colocado en la autónoma Hong Kong para que aparezca el Falun Gong, Tiananmen y todas esas cositas que molestan a los chinos en sus buscadores. Se dice aun así que la censura no ha dejado de existir en Hong Kong, que el buscador te dirige a un sitio algo más 'light', así que yo he buscado en la versión hongkonesa de Google "Tiananmen Square", a ver si encontraba algo.

Para empezar, está la página de Wikipedia, algo habitual con Google, y sí se hace referencia a que las protestas de la plaza de Tiananmen se conocen como la masacre de Tiananmen. Bien, vamos bien. Pero llega el edulcorante. No hay cifras de fallecidos en las protestas, y se asegura que no hay pruebas de que haya habido violencia en dicha plaza, al no haber documentos audiovisuales que lo prueben. Eso sí, ha habido violencia probada en las calles aledañas, así se satisface la curiosidad del occidental medio.

Mientras tanto, en la versión española de Wikipedia, al entrar en las protestas de Tiananmen, sí se aventuran cifras de muertos. El gesto de trasladarse a Hong Kong está bien y es de agradecer en una empresa que (supongo) defiende el libre mercado y la libertad de expresión, pero aun así siguen bajo un fuerte influjo chino, no de censura, pero sí de endulzamiento de la realidad.

Poquito a poco, Google se empieza a granjear simpatías en el mundo; y devuelve la bofetada a Microsoft. Ahora son los de Bill Gates con su buscador Bing los que sí aceptan al 100% la censura china. Esto es un culebrón bastante más interesante que lo que se pueda encontrar en Telecinco.

PD. Me gustaría hacer un apunte futbolístico para terminar. El Sevilla se ha cargado a Manolo Jiménez tras la defensa de Del Nido durante todo un añito. Parece que el puesto de entrenador cada vez tiene menos sentido en el fútbol. Si en un equipo con tantas lesiones, sin referentes y que está pasando un bache juego (resultados sólo ha fallado unos pocos, cruciales, pero muy pocos y sigue en la final de Copa) no se puede tener un poco de paciencia... Apañados vamos. Del Nido me ha fallado, y creo que a parte del sevillismo también. A ver qué hace ahora el Sevilla con Luis Aragonés. Podrá ganar o perder, pero no creo que haya una revolución en cuanto al juego que desplieguen sobre el césped del Pizjuán.

martes, 9 de marzo de 2010

Artistas



Que siento respeto y admiración por Miguel Bosé no es un secreto. Creo que es uno de los mejores artistas en el amplio sentido de la palabra que tiene España. Sabe cómo dar espectáculo y demuestra tener la cabeza amueblada en cada aparición pública.

Ayer dio la rueda de prensa de su último disco, Cardio, y puso en su sitio a un reportero del programa Sálvame, de Telecinco, que quiso ser más protagonista que nadie en un evento con doscientos medios acreditados. Bosé no esperaba menos de Telecinco, nadie esperaba menos, y lo dejó todo suficientemente claro con un "Esto es Telecinco".

Bosé trabajó en Telecinco hace veinte años, cuando la cadena privada se fundó, pero hoy, con mucha más trayectoria a sus espaldas, prefiere olvidar cualquier tipo de vínculo con esa empresa, algo que le honra. Telecinco ha sido siempre escándalo y sensacionalismo (no hay que olvidar a las mamá chicho); pero aun así, en veinte años ha habido programas dignos de ver y trabajadores digno de respeto en esa casa, se me vienen a la mente Caiga quien caiga, o más actualmente Pasapalabra, un oasis de programa familiar en medio de la basura.

A los artistas se les debe valorar por sus producciones artísticas, pero cuando hay uno que defiende unas ideas lejos de la demagogia, es de agradecer. Se le preguntó por las declaraciones de Willy Toledo sobre el disidente cubano Orlando Zapata, y Bosé dijo que no conocía a Zapata, por lo que no opina. Eso es lo que no hizo Toledo en su día y por lo que hoy recibe palos.

Por cierto, Toledo ha puesto a modo de punto final su defensa en la web de El Mundo (ver texto), aunque yo lo veo como una cortina de humo que podría haber venido firmada por el mismísimo Chavez. ¿Me meto en un lío? No pido disculpas, mejor critico al imperialismo yankee y a lo mal que funcionan las instituciones en España. Es obvio que las cosas no son de color de rosa en Cuba, Estados Unidos y España, pero la muerte de Zapata vino causada por una huelga de hambre que no fue tan cacareada como la de Aminetu Haidar, y en la que él mismo tomó parte interesada (pertenecer a un mismo grupo de presión que José Saramago debe de dar puntos). Si Zapata era o no un delincuente, no lo sé, pero sí sé que nadie montó una campaña para que Raúl Castro hiciera lo posible por detener su huelga de hambre. ¿Acaso hay diferencias entre disidentes? Claro que sí.

Por último, dar un último toque sobre la gala de los Oscar del pasado domingo. Fue lenta y tediosa según todas las crónicas, se premió el patriotismo de "En tierra hostil" y Penélope Cruz se quedó sin Oscar. Pero más allá de eso, hubo ciertos olvidos bastante llamativos. Siempre se prepara un homenaje con todos los miembros de la industria del cine que han fallecido a lo largo del año. Apareció Michael Jackson (que creo que pertenece más a la de la música aunque haya hecho cine), aparecieron actores de Serie B, y nada se supo de Farrah Fawcett, un 'ángel de Charlie' que falleció en las mismas fechas que el 'Rey del pop' ni de Ricardo Montalbán, uno de los primeros actores hispanos que abrieron camino en Hollywood. La organización no se disculpó por ello, dijo que siempre suele pasar que no entren todos. Si la gala hubiera sido un minuto más larga y tediosa pero hubieran aparecido los rostros de Fawcett o Montalbán, creo que no hubiera pasado nada, pero se habría hecho un homenaje merecido a dos personas importantes en Hollywood.

martes, 26 de enero de 2010

La respuesta

Cómo gusta llorar a ese grupito de cineastas "elitistas" encabezado por Álex de la Iglesia y Ángeles González-Sinde. La gente piratea y roba sus ideas, según comentan por todo lugar en el que se les pone un micrófono delante. Incluso el pobre De la Iglesia no puede utilizar para su película sobre el tardofranquismo a actores de primer nivel español como Carmen Maura o Juan Luis Galiardo (y curiosamente Almodóvar no tiene problema en reclutar a quien le apetezca para cada película).

Con tanto manifiesto en contra de la piratería alegando que nos estábamos cargando la cultura, que en España tarde o temprano no se volvería a lanzar un disco o una película, incluso a mí me estaba entrando en canguelo. Daba igual que las películas españolas buenas (Celda 211, Ágora, Planet 51...) estuvieran teniendo éxito en las taquillas, yo me sentía mal por Sinde y De la Iglesia, que no comían por mi exacerbado uso del eMule.

Pues resulta que desde hoy no tengo problemas para responderles, en base a una curiosidad acontecida en Santander y Bilbao. Resulta que el creador del cartel de los Carnavales de Santander ha sido acusado de plagio por el de Bilbao, debido a que el diseño de ambos era parecido (). Pues bien, el acusado de plagio ha dicho una frase lapidaria: "Ni siquiera sabía que había Carnavales en Bilbao". Fantástico.

Está visto que las ideas son tan variadas que tienden a volver al origen y a ser parecidas unas con otras (crisis de creatividad). Pero bueno, volviendo al tema del cine, tenía algo que decirles a De la Iglesia y González-Sinde: Señores, ni siquiera sabía que ustedes hacían cine como para piratearlo. Esmérense y verán cómo la gente va a las salas, que a Almodóvar y Amenábar no les va tan mal.

domingo, 24 de enero de 2010

La chapita

Han pasado setenta años, y en este país aún se debate sobre buenos y malos. Defendemos causas de gente que ya no está, causas que sus mismos causantes nunca pensaron que llegarían tan lejos, y aún hoy, en 2010, a dos años del supuesto Apocalipsis maya, no se puede hablar de aquellos episodios de hace setenta años sin que venga alguien y te coloque una chapita: "Eso que dices te hace digno de este color". Y ya tienes tu chapita, aunque no la quisieras.

Hoy todavía gusta la chapita por encima de todas las cosas, y no te libras de ella en ningún sentido. ¿Te gusta un tipo de cine? Chapita verde. ¿Te gusta ir a la Iglesia? Chapita amarilla. ¿Por qué? Porque hay que etiquetar a todo y a todos, al menos aquí.

Cojo un periódico (de los de la chapita fucsia, por ejemplo) e informan de lo malos que son los de la chapita marrón. Escucho una emisora y el diablo es el de la chapita negra. El mundo se transforma por un momento en una cuadrícula en la que todo está perfectamente estructurado y organizado, con sus límites y sus responsabilidades en cada cuadradito.

Sin embargo, los que tienen que representar las chapitas se pelean incluso entre ellos. A Cospedal no le hace gracia que pongan el almacén nuclear en Castilla-La Mancha y un alcalde de su partido lo pide para su pueblo... en Castilla-La Mancha. Al que manda en Castilla-La Mancha no le molan las nucleares y al que dirige todo el tinglado de Industria, del mismo partido del que manda, le parecen maravillosas y manda a callar al jefecillo aquel. ¿Y la gente? Chapita azul, chapita roja. Si no eres de los míos, eres malo. Aunque en ambos bandos ni siquiera saben qué querer.

Y llegan inmigrantes. Chapita azul, chapita roja. En Madrid se les quiere y no se les quiere; en Catalunya se les quiere y no se les quiere. Los dos partidos principales los quieren y no los quieren. No cabemos todos pero me llevo bien con mi vecino de Senegal porque es muy agradable. Quiero papeles para todos pero no me siento al lado de un extranjero en un autobús.

Mientras tanto, busco información. Conocer detalles nunca está de más, la realidad tiene múltiples visiones. Me temo que cuando tenga una opinión formada, sólida y con argumentos, ya no tendré tiempo ni derecho a opinar. El resto se me ha adelantado a golpe de titular. Me he quedado sin chapita.

jueves, 21 de enero de 2010

Un señor hasta el final

Las cosas nos llegan distorsionadas. Me di cuenta ayer mientras veía cómodamente el Liverpool - Tottenham. Pensaba que todo el mundo estaba en contra de Rafa Benítez y que esperaban su destitución fulminante. Es más, aquí en España cunde la idea de que el ciclo de Benítez está finalizado tras cinco años en la ribera del Mersey... Pues no. Ayer viendo el partido me di cuenta de que queda Benítez para rato.

La realización mostraba antes de comenzar el partido varias pancartas a favor del técnico madrileño, y en la grada The Kop seguía ondeando esa bandera que inmortaliza a Rafa como si del Ché Guevara se tratara. Además, viendo la conjura inicial del Liverpool, con Carragher llevando la voz cantante, Riera ante uno de sus mejores partidos como 'red' y Kyrgiakos aplaudiéndose antes del inicio, quizá inconsciente de que trufaría su mejor actuación en Liverpool, se sabía que el partido estaba cantado a favor de Benítez y en contra del pasivo Harry Redknapp y sus leñeros jugadores.

¿Y por qué aquí en España pensábamos que iban a echar a Benítez cuando en realidad todo el mundo cerraba filas en torno a él? Fácil. Los diarios españoles calzan las noticias de Inglaterra tal cual les llegan, proveniendo muchas de ellas de los diarios de Londres y Manchester, proclives a Chelsea, Arsenal, Tottenham, ManU y ManCity. Así pensábamos que los teletipos de agencias estaban empañados de objetividad cuando lo único que traían era manipulación de entornos ya de por sí enfrentados al de Liverpool.

También hay que reseñar que nada de esto hubiera sido posible sin la garra de Kuyt, que se dejó el alma, a pesar de su evidente limitación técnica, culminando la guerra de Anfield con dos goles. Aquilani ya está listo y está llamado a dar buenas tardes de fútbol cuando esté acompañado por Gerrard y no por Lucas; y Riera ya es el que era. Buenas noticias para Benítez, pues.

Mientras tanto, aquí en España, Joan Laporta intenta hacerse la última foto de su legislatura, la que iba a refrendar que él era el responsable de la mejor época en la historia futbolística del Barça (en otros periodos el Barça ha sido triunfador en baloncesto, hockey sobre patines o balonmano). ¿Tuvo su foto? No.

Él quería la foto en el despacho, con la pluma, el contrato, el abrazo y la sonrisa del renovado. ¿Tuvo algo de eso? Sí, la sonrisa falsa de un Guardiola que simplemente accedió a renovar de palabra (nunca con su firma) para que se le dejara trabajar tranquilo en los cinco meses de temporada que quedan. Guardiola es listo, y ha optado por un pequeño sacrificio por el bien del barcelonismo. No le gusta salir en las fotos con Laporta, no es su rollo. Él prefiere ser magnánimo en la victoria y humilde en la derrota. No alzó la voz tras el 2-6 del Bernabéu ni tras el 1-0 del Camp Nou; mientras que el esperpéntico 'president' se apropió el 2-6 como si fuera un título más y celebró una victoria por la mínima ante el máximo rival en la primera vuelta, cuando nada está decidido, con una noche de lujuria y desenfreno en Luz de gas. Son modos de vivir. Pero yo me quedo con el modo de vivir del señor, de un Guardiola que ha sido inteligente y cuyo nombre no quedará ligado al de Joan Laporta, sino al del Fútbol Club Barcelona, como ha sido desde que debutó a principios de la década de los 90.

miércoles, 20 de enero de 2010

¿El final de un ciclo?

Buenas tardes a todos.

Retomo la actividad bloguera con este nuevo blog en el que no sólo hablaré de fútbol como en el anterior, sino que pondré mi opinión sobre todas aquellas cosas que me parezcan, sean económicas, de moda, deportivas, culturales, etc.

De momento no pienso meter una entrada sobre Haití. Bastante caudal informativo estamos teniendo ya como para encima añadir mi opinión, que posiblemente no estará tan formada como la de aquellos profesionales que estén sobre el terreno (qué envidia).

Eso sí, me gustaría lanzar una pregunta al aire. ¿Cuántos de esos corresponsales (de prensa escrita sobre todo) no estarán en Haití? Suele ocurrir que haya auténticos impostores que escriben desde la comodidad de un hotel en un lugar cercano y seguro (¿Se os ocurre algún emplazamiento mejor que un hotel en Santo Domingo, capital de la República Dominicana?). Ha sucedido en varias guerras y puede estar sucediendo ahora. Por eso, prefiero tomar cierta distancia con aquellas crónicas que resultan conmovedoras hasta el punto de tocar la fibra sensible a todos con su crudeza en el detalle.

Intentando pensar que estos fraudes ya no se producen en pleno siglo XXI, me despido hasta mañana, donde volveré a escribir de lo que me parezca o de lo que a vosotros os parezca, ya que siempre podéis pedirlo por Facebook.

Saludos.